Homegrounds is reader-supported. When you buy via the links on our site, we may earn an affiliate commission at no cost to you. Learn more.

¿Se estropea el café? ¿Se pone malo el café?

Soy el típico fanático del café que habitualmente comete el error de preparar más café del que me puedo beber de una vez. Horas más tarde, cuando sufro el impacto de beber un sorbo de café que no hace mucho tenía un sabor delicioso y ahora sabe a rayos, me pregunto: 

¿Por qué el café se pone malo? ¿Se estropean los granos de café? 

Si te sorprendes cada vez que el café se pone rancio o porque tus granos de café no están a la altura de los más altos estándares del café, o si te preguntas cuánto duran en buen estado los granos de café, sigue leyendo porque en esté artículo te contamos por qué y cómo se estropea tu bebida favorita y cómo lidiar de la mejor manera posible con ello. 

Todo empieza con los granos de café

¿Cuál es el origen de la oscura, profunda y deliciosa taza de café que tanto te gusta? La aventura del café comienza con el café en estado crudo. Y es que técnicamente los granos de café son las semillas de las cerezas del café. En este estado, estos pequeños granos verdes aún no son aptos para ser molidos o para preparar una taza de café. 

coffee bean journey

Antes tienen que pasar por un proceso de tueste (1), el cual somete a los granos a temperaturas muy altas con las que se extrae el cafeol el cual produce el sabor y el aroma tan característicos del café. Justo después de ser tostados es cuando se considera que los granos de café están más frescos. A partir de ese momento, los granos de café tienen que hacer frente a sus mayores enemigos ambientales: el oxígeno (el aire), la humedad, el calor y la luz.

¿Cuánto tiempo duran frescos los granos de café?

¡Bueno pregunta! Una pregunta que, por otra parte, estamos encantados de responderte. La cuestión es que no duran mucho, a no ser que tomes las precauciones que te vamos a comentar. Los componentes del café reaccionan muy rápidamente a los elementos ambientales que te hemos mencionado anteriormente y que aceleran el proceso conocido como oxidación. La oxidación afecta a la concentración de los importantes aceites del café presentes en los granos.

Cuanto más tiempo están expuestos los granos de café al aire, más rápidamente se van a oxidar perdiendo así su sabor (y adquiriendo un indeseable sabor amargo) y su aroma. Esta es la razón por la que, una vez los han tostado, los tostadores tratan de envasar y enviar los granos de café lo más rápidamente posible.

Pregúntale a cualquier experto en café durante cuánto tiempo permanecen frescos los granos de café y te dirá que, para sacarle el máximo partido a la calidad de los granos de café, los granos recién tostados se deben consumir siempre en un plazo que va entre una semana y un mes después de ser tostados. Si los consumes después de ese plazo, nadie te garantiza que sigan teniendo su mejor sabor. 

El arte de mantener frescos los granos de café tostados

coffee bean packet

Ahora que ya sabes que los granos de café recién tostados dejan de estar frescos relativamente rápido, es importante que también te quede claro que puedes tomar algunas medidas para ralentizar el proceso. Para empezar, puedes almacenar los granos de café de una forma adecuada.   

Hay tres factores importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de almacenar el café

En primer lugar, tienes que evitar que los granos de café recién tostados estén expuestos al aire o al oxígeno. El envasado es la clave. Los envases más cómodos son los envases con válvulas. Puedes encontrar café en este tipo de envases tanto en supermercados como en algunas tiendas de café. 

Los envases con válvulas están equipados con un orificio especialmente diseñado que permite la salida del dióxido de carbono, pero que no deja que entre aire al envase para que así los granos de café no se estropeen. Sin embargo, estos tipos de envases no están pensados para almacenar el café durante mucho tiempo, por lo que es conveniente que siempre compruebes la fecha de tueste que aparece marcada en el paquete. 

Otra posibilidad es usar tarros o botes opacos y herméticos. Si bien los frascos transparentes exhiben maravillosamente bien los brillantes y marrones granos de café, también dejan pasar demasiada luz, lo cual, por desgracia, puede afectar negativamente a la calidad del café. 

coffee packaging

En lugar de recipientes transparentes, te conviene más usar los tarros para café especialmente diseñados para almacenar granos de café, y que están fabricados con acero inoxidable y cuentan con una tapa que permite cerrar el tarro de forma hermética. 

Una vez que ya tengas un recipiente hermético con un tamaño adecuado, es importantes que evites exponerlo a altas temperaturas o a ambientes especialmente cálidos. Por supuesto, esto implica no dejarlo en el alféizar de la ventana, en armarios situados cerca del fuego de la cocina ni en la encimera cerca de la tostadora. 

El calor puede acelerar el proceso de oscurecimiento no enzimático y la degradación de las propiedades aromáticas de los granos, lo que también hace que se estropeen más rápidamente (2).

La pérdida del dióxido de carbono del café ocurre como consecuencia de las fuerzas de difusión que mueven las moléculas como consecuencia de las diferencias en la presión y/o en los gradientes de concentración moleculares. En el caso del café, cuando está molido, la porosidad y la proporción superficie volumen aumentan, lo que acelera la desgasificación y el café se vuelve rancio más rápidamente. 

Una pregunta muy habitual sobre cómo almacenar el café es: ¿es posible congelar el café para conservarlo fresco?

A ese respecto, te conviene saber que la humedad también juega un papel importante en la ecuación de la conservación del café cuando lo almacenas en lugares fríos, como el congelador. Incluso si el café está almacenado de forma hermética en un bote para café de buena calidad, al sacar, abrir y volver a meter el bote en el congelador, los granos de café se ven sometidos a cambios de temperatura que pueden favorecer que se produzca condensación en los granos de café

Si necesitas congelar el café sí o sí, entonces nuestro consejo es que separes los granos de café que no tienes pensado usar o moler en una semana y que te asegures de guardarlos en un recipiente hermético. También puedes dividirlos en pequeñas cantidades para que así solo tengas que descongelar la cantidad que necesitas cada vez. 

El siguiente vídeo te explica cómo puedes almacenar tus preciosos granos de café recién tostados. 

¿Se estropean los granos de café?

Ya hemos puesto todo de nuestra parte para que puedas elegir unos granos de café increíbles y almacenarlos de la forma adecuada para que puedas prepararte una deliciosa taza de café que haga que te merezca la pena levantarte por la mañana. Ahora, el siguiente paso en el viaje de los granos de café tiene lugar en el molinillo. Ahí es donde vas a procesar los granos de café para conseguir la textura y el tamaño necesarios para el método de preparación que utilizas habitualmente. 

Sin embargo, es posible que ahora te surja la duda de ¿cuánto café moler y durante cuánto tiempo se puede almacenar el café molido antes de usarlo? En definitiva, la cuestión es: ¿el café molido se estropea? Los expertos en la materia recomiendan usar el café molido en un plazo de treinta minutos desde que se muele.

La razón de ello es que el proceso de molienda acelera la oxidación del café (3) y, por tanto, reduce su frescura y la intensidad del sabor. Si no puedes preparar el café justo después de molerlo, entonces lo que te conviene es almacenar el café molido de la misma forma que haces con los granos de café recién tostados. 

Y, por si te interesa, sí, el café extraído y preparado también se estropea. De hecho, se estropea incluso más rápidamente que el café en grano o el café molido. La razón de ello es que el agua ayuda a que se liberen los componentes solubles del café, lo que provoca que la oxidación se produzca a un ritmo aún más acelerado (4).

brewed-coffee

Mantener el café en un termo ayuda a conservarlo caliente y fresco un poco más de tiempo, pero en cualquier caso vas a notar un cambio en el sabor en no más de una hora. Se vuelve más agrio y un poco amargo. Si quieres disfrutar de un café más fresco, entonces lo mejor es que solo prepares la cantidad de café que vayas a beber en el momento. 

Muy bien, has aprendido que el café (desde el café en grano al café preparado) puede echarse a perder, ya que los aceites, ácidos y demás componentes químicos que lo forman pueden sufrir reacciones químicas como consecuencia de la acción de sus enemigos ambientales. Al igual que ocurre con cualquier otro alimento orgánico, el café precisa de un almacenamiento y una manipulación adecuados para maximizar el tiempo que permanece fresco y su sabor.

Consejos para mantener el café fresco:

  • Siempre compra granos de café recién tostados.
  • Cuenta con recipientes adecuados para almacenar el café. 
  • Almacena el café de forma que se mantenga alejado del oxígeno, el calor y la humedad.
  • Muele solo el café necesario para la cantidad de café que quieras preparar.
  • Preparar solo el café que vayas a beber en la siguiente hora. 

Ahora ya sabes la respuesta a la pregunta de si el café se pone malo: SÍ. Y también sabes cuánto dura el café hecho, cuánto duran frescos los granos recién tostados y mucho más.

Sin embargo, no tienes que asustarte porque también sabes cómo mantenerlo fresco la mayor cantidad de tiempo. Nunca más vas a tener que preocuparte porque se estropee o porque la extracción dé lugar a un café amargo. Mantén el café fresco, y tú y tus amigos seréis felices con un café delicioso.

Preguntas frecuentes

Puedes almacenar los granos de café durante un mes, siempre y cuando lo hagas de la forma adecuada. Utiliza recipientes herméticos y opacos, y guardarlos en un lugar alejado de las fuentes de calor y de humedad. Compra solo la cantidad de café que tengas pensado consumir durante ese periodo de tiempo, y compra café lo más fresco y lo más recientemente tostado que sea posible.

Puedes saber si los granos de café están malos oliendolos. Cuando se estropean, los granos de café tienen un aroma apagado, sin vida e incluso rancio y mohoso. Si los granos de café tienen un olor a moho, cuando prepares café, su sabor también será mohoso.

Sí, es seguro beber café preparado con granos de café viejos. Por supuesto, el café no sabrá tan bien como sabría si lo prepararas con granos de café frescos. Probablemente, tendrá un aroma a moho o rancio, pero no enfermarás. En sentido, se puede hablar de que no hay caducidad del café. 


  1. 10 Steps from Seed to Cup. (n.d.). Retrieved May 23, 2019, Retrieved from https://www.ncausa.org/about-coffee/10-steps-from-seed-to-cup
  2. Sage, E. (2012, February 15). What is the Shelf Life of Roasted Coffee? A Literature Review on Coffee Staling. Retrieved from https://scanews.coffee/2012/02/15/what-is-the-shelf-life-of-roasted-coffee-a-literature-review-on-coffee-staling/
  3. Smrke, S., Wellinger, M., Suzuki, T., Balsiger, F., Opitz, S. E., & Yeretzian, C. (2017, November 1). Time-Resolved Gravimetric Method To Assess Degassing of Roasted Coffee. Retrieved from https://pubs.acs.org/doi/full/10.1021/acs.jafc.7b03310
  4. Calderone, J. (2015, September 28). Why Coffee Gets Stale. Retrieved from https://www.businessinsider.com/why-coffee-gets-stale-when-sitting-out-oxygenation-2015-9
Alex Mastin
Mi vida se puede resumir en cafés, viajar, deportes acuáticos y perros. ¡A veces todo al mismo tiempo! Pasé años como barista viajero en los que aprendí el arte de preparar café en la carretera. Soy bastante aficionado al arte callejero; sin embargo, mis aventuras favoritas generalmente suelen acabar en una plantación de café. En 2014, mi amor por el café me empujó a empezar a escribir y a crear Homegrounds.co para compartir mi pasión con el resto del mundo.

Deja un comentario


[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[50% OFF]
[50% OFF]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[50% OFF]
[50% OFF]