Homegrounds is reader-supported. When you buy via the links on our site, we may earn an affiliate commission at no cost to you. Learn more.

Inicio » Cómo Hacer Café Sin Cafetera (5 Maneras De Preparar Una Rica Taza De Café)

Cómo Hacer Café Sin Cafetera (5 Maneras De Preparar Una Rica Taza De Café)

Cómo fanático del café, ¿Cuál es tu mayor pesadilla? La mía es el día en que despierto flojo, mareado, con la vista nublada, sin ninguna cafetera, ya sea de las que uso para preparar mi taza de café de la mañana o cualquier otra. Y que el cielo no lo permita… que tenga que acudir a café instantáneo.

No te preocupes, no te diré que bebas café instantáneo. Prefiero dejar eso para las pesadillas. Prepárate – estoy a punto de abrir tus ojos y enseñarte unas maneras simples (5, de hecho) de cómo hacer café sin cafetera.

¿Qué hay del cold brew? El cold brew, o café frío, es una gran manera de hacer café sin una cafetera – siempre y cuando puedas esperar 12 a 24 horas. Pero si te despiertas y te encuentras con el impensable horror de una cafetera que no funciona, estas técnicas te darán la cafeína que necesitas enseguida.

Cosas A Tener En Cuenta Cuando Preparas Un Café Sin Una Cafetera

Te has encontrado a tí mismo sin una cafetera, entonces es probable que la bebida que estés a punto de crear no vaya a ser una de tus mejores – pero hay algunos pasos simples y muy conocidos que puedes tomar para asegurarte de que sea casi igual de buena:

  • Usa café molido recientemente – esto es un artículo de fé para el devoto del café. Usa granos molidos recientemente siempre que sea posible. Tienes tan solo unos 15 a 20 minutos antes de que tus granos comiencen a perder ese algo especial que los hace tener su sabor particular.
  • Usa café tostado recientemente – una taza de café medianamente decente siempre comienza por los granos. Querrás granos de calidad que hayan sido tostados dentro de las últimas 2 semanas.
  • El agua adecuada (Temperatura y tipo) – Demasiado caliente (agua hirviendo) y quemarás tus granos, demasiado fría y la cafeína no se extraerá lo suficiente. Para café preparado con agua caliente, la temperatura correcta varía dependiendo de tu método de preparación, pero como una guía, el punto adecuado es entre 90 y 96 grados Celsius. Un modo simple de lograr esto (sin usar un termómetro) es hacer que tu agua hierva, y dejarla reposar por 30 segundos (mide el tiempo). Para puntos extra, usa el tipo de agua correcta para el café.
  • Trabaja con lo que tienes – sin duda hay una gran cantidad de métodos de preparación de café que te ayudarán a preparar un fantástico café, pero estás limitado a los ítems que tengas a tu alcance. Sé ingenioso.

1. El Método Vaquero (Café Vaquero)

The-Cowboy-Method

Foto: Scott Taylor via Flickr

El Método Vaquero te transporta a las clásicas maneras del preparado del buen café – tus mejores granos y agua casi a punto de ebullición (o simplemente hervida). Lee nuestra guía completa aquí: Cómo hacer café vaquero.

Te mostraremos cómo hacerlo desde tu casa – no necesitas necesariamente estar cerca de una hoguera o estar usando un sombrero de vaquero para hacerlo. Simplemente se trata de hacer lo que puedes con lo que tienes – una olla, una fuente de calor, café molido, y un poco de agua. Está perfectamente bien si no tienes una cafetera, puedes preparar un excelente café. Pero por supuesto, es importante recordar que la calidad del café es algo esencial (1).

Si el café vaquero se prepara adecuadamente, debería ser suave y agradable para beber.

Lo Que Necesitarás

  • Granos de café molidos (medio/fino), unas dos cucharadas por cada 180 ml de agua (2)
  • Estufa/fuente de calor (¿Hoguera?) para hervir agua.
  • Olla o cazo (es más fácil con un pequeño cazo)
  • Taza o pocillo para café

Cómo Hacerlo

  1. Llena una olla limpia con un poco más de agua de la que usarías normalmente para preparar tu café. Por ejemplo, si usas dos tazas de agua, añade ¾ de taza adicional esta vez. Con este método, un poco de agua sobrará en la olla, junto con el café molido y su sedimento.
  2. Coloca la olla en tu estufa (u hoguera) y enciéndela. Cuando el agua llegue a punto de ebullición, añade tu café. Una buena cantidad de café es alrededor de dos cucharadas por cada 180 ml, pero puedes cambiar eso dependiendo de qué tan fuerte quieras tu café. Siguiendo la tradición vaquera, tan sólo lo hago a ojo.
  3. Quita la olla del fuego y cubre inmediatamente. Espera cuatro a cinco minutos antes de destapar la olla. Una vez que veas que todo el café molido se ha asentado en la base de la olla, estás listo para servir tu café.
    Si el café molido no se ha asentado, intenta rociar un poco de agua fría por encima para ayudarlo a asentarse.
  4. No se necesitan teteras bonitas aquí – puedes tan sólo verter el café de la parte superior hacia tu taza. También puedes optar por usar un cucharón para una bebida más ‘filtrada’.
cowboy-coffee-ingredients
stiring-cowboy-coffee
closing-lid
grinds-settling-in-pot
cowboy-coffee-serving-free-hand
cowboy-coffee-serving-ladel

Para la próxima vez que vayas a acampar, aquí hay otra lista que te muestra cómo preparar café al maravilloso aire libre.

2. Un Filtro De Café Improvisado

cowboy-coffee-serving-free-hand

Filtro Improvisado – Tetera – Taza – Café Molido – Clips o banda elástica

Nada de Hario, Chemex, ni Kalita Wave – ¿Pues cómo haces un café de método de vertido sin una de esas? Intenta con este filtro de café improvisado, el cual te permite usar este método de preparación con materiales que probablemente ya tienes en tu cocina.

Lo Que Necesitarás

  • Café molido recientemente (molienda media/fina, como la que usarías para un método de vertido)
  • Agua caliente (justo por debajo del punto de ebullición)
  • Un filtro de papel estándar (o algo similar si no tienes uno – cómo se muestra abajo)
  • Una taza de café grande
  • Clips para papel o bandas elásticas – lo que sirva para mantener el filtro improvisado en su lugar

CONSEJO PROFESIONAL: Si no tienes filtros de café, intenta usar alguno de los siguientes: un pañuelo, una toalla de cocina de algodón, una toalla de papel (de gran absorción, lo cual es perfecto para filtrar; sin embargo, asegúrate de que sea lo suficientemente gruesa para evitar que se rompa) o un lienzo (doble o triple para asegurar que no pasen granos de café a través y lleguen a tu taza).

A fin de cuentas, un pañuelo es lo mejor para este método ya que es fácil de conseguir y lo suficientemente durable para soportar la temperatura y la presión del agua vertida por encima. Es probable que debas doblar las toallas de papel si es que las usas  para proveer suficiente fuerza para la mejor extracción. En situaciones extremas, una tela limpia de cualquier clase puede cumplir con la función (3).

Using-a-filter-edited

Si tienes un filtro – genial! Aquí estoy usando un Filtro Hario

cowboy-coffee-serving-free-hand

¿No tienes un filtro? intenta usar un pañuelo o un lienzo, ¡Pero asegúrate de lavarlo primero!

Cómo hacerlo

  1. Prepara tu fltro. Consigue tu pañuelo limpio (o un filtro alternativo) y dóblalo en forma de cuadrado para que quepa en la boca de tu taza o pocillo. Asegúrate de dejar un margen de tela, alrededor de cinco centímetros, que debería colgar a los lados de tu taza.
  2. Asegura el pañuelo a los lados de tu taza. Revisa que los clips ajusten lo suficiente para que el pañuelo se mantenga en su lugar cuando viertas el agua caliente.
  3. Muele tu café a un tamaño de molienda medio. Lo mejor es usar un molinillo de rebabas de buena calidad que te dé resultados consistentes.
  4. Dependiendo del molinillo que estés usando, muele hasta que alcances el primer grosor indicado en el molinillo.
  5. Una vez que tengas suficiente café para alcanzar la medida deseada, coloca tu café molido en el filtro que has armado. Sacúdelo un poco para dispersar el café molido de manera pareja en el filtro.
  6. Hierve dos tazas de agua. Una vez que alcanze el punto de ebullición, remueve del fuego. Deja que el agua se enfríe por treinta segundos.
  7. Vierte un poco de agua sobre el café molido, tan sólo lo suficiente para mojar el café. Deja que se hidrate y se produzca el ‘bloom’  – un proceso común con los métodos de vertido, que muestra que tu café está fresco y está liberando gases CO2 – por alrededor de treinta segundos.

    Vierte agua cuatro veces lentamente, una vez cada treinta segundos, hasta que hayas usado toda el agua restante. Si estás usando un filtro improvisado grueso, puede que necesites mover un poco el café molido con una cuchara para ayudar a que el agua fluya.
  8. Una vez que este proceso de dos minutos esté completo, todo el café molido debería estar totalmente saturado. Cuando toda el agua haya pasado a través del pañuelo, puedes cuidadosamente remover los clips y tu filtro improvisado.
hanky
hanky-3
Using-a-filter-edited
Setup-clips
coffee-grounds
Bloom

Bloom

Pouring

Vertido

Pouring

Espera

Stirring

Revolviendo

end-result-coffee

Y lo has hecho – si has seguido los pasos descritos arriba + las 3 reglas que están al comienzo del artículo, deberías tener una buena bebida ¡Hecha por tí mismo!

3. Usa Una Bolsita De Café

Coffee-Pods

Este método de cómo hacer café sin cafetera se trata de usar tus bolsitas de café preferidas – son similares a los saquitos de té, pero con café molido por dentro. (Imagina que son similares a Keurig pero sin las K-cups) Es uno de los modos más simples y rápidos de hacer café sin cafetera. Cualquier bolsita de café, junto con agua caliente y tu taza de café de siempre, es todo lo que necesitas.

Lo Que Necesitarás

  • Bolsita de café (Las compras en cualquier supermercado)
  • Agua caliente (justo por debajo del punto de ebullición)

Cómo Hacerlo

  1. Calienta en agua usando una tetera, olla, o cazuela – o simplemente coloca tu taza en el microondas. Hierve agua, luego inmediatamente apaga el fuego. Deja que el agua hervida se enfríe por unos 30 segundos.
  2. Coloca tu bolsita de café en una taza limpia y vierte el agua encima lentamente. Asegúrate de que la bolsita quede completamente cubierta de agua caliente, y llena la taza hasta donde desees.
  3. Deja reposar la bolsita de café en el agua caliente por alrededor de 4 minutos. Ajusta la intensidad de tu bebida al controlar el tiempo de reposo: 2 a 3 minutos resultará en una bebida más suave, 5 a 6 minutos será más fuerte.
  4. Una vez que hayas alcanzado tu tiempo de reposo deseado, remueve cuidadosamente tu bolsita de café, y deshazte de ella.

¿Brutal? Quizás, pero la falta de cafeteras no será un problema. Este método es rápido, fácil y no requiere ningún tipo de cafetera.

4. Haz Tú Mismo Una Bolsita De Café

wrapping-a-coffee-bag

Este método es muy similar al descrito arriba (La Bolsita De Café) en cuanto al proceso de preparación, con un añadido de “hazlo tú mismo”. ¿Qué haces cuando te das cuenta de que no te quedan bolsitas de café? No, no lloras o bebes café instantáneo… ¡Sino que haces tu propia bolsita de café!

Si tienes cualquier tipo de filtro de café por alguna parte (y un poco de café, por supuesto) puedes fácilmente preparar un café decente.

Puedes incluso usar un saquito de té y cuidadosamente reemplazar el té con café molido. Prefiero este método antes que las bolsitas de café compradas ya que tienes la opción de moler tu café y que esté fresco.

Es simple, realmente: estás haciendo un saquito de té y reemplazando el té con café molido medio.

Lo Que Necesitarás

  • Agua Caliente (justo por debajo del punto de ebullición)
  • Una fuente de calor (tetera eléctrica, tetera de estufa, cazuela, o microondas)
  • Cuerda (preferentemente no de plástico ni ningún material que pueda derretirse al calentarse)
  • Café molido (molienda media a gruesa)

Cómo Hacerlo

  1. Hierve agua usando cualquier fuente de calor disponible. Una vez que hierva, remueve del calor inmediatamente.
  2. Usa la misma cantidad de café molido que usarías para tu taza normal de café – alrededor de dos cucharadas por cada 250 ml de agua.
  3. Coloca el café molido en el medio de tu filtro de café, luego ata la parte superior con un poco de cuerda. Asegúrate de no llenar demasiado la bolsita – necesitas espacio para que el café molido se expanda un poco y se produzca el bloom. Deja un poco de cuerda sobrante lo suficientemente larga para que puedas fácilmente retirar la bolsita de la taza.
  4. Coloca tu bolsita de café en la taza, y vierte agua caliente directamente encima. Llena la taza hasta el nivel que desees, y asegúrate de sumergir completamente la bolsita para que todo el café se extraiga adecuadamente de manera pareja.
  5. Deja tu bolsita de café en la taza reposando. Unos 2 a 3 minutos para una bebida más suave, o 4 a 5 minutos para que resulte más fuerte.
  6. Cuando acabe el tiempo de reposo, jala la cuerda para remover tu bolsita de café, y disfruta de tu bebida.

Haciendo una Bolsita de Café:

ingredients-to-make-a-coffee-bag-1
grounds-in-coffee-bag-1
wrapping-a-coffee-bag
tying-coffee-bag

CONSEJO PROFESIONAL: Aplasta la bolsita de café un poco con la parte de atrás de una cuchara antes de quitarla. Esto hará que salgan los jugos del café restantes del café molido y queden en tu taza, para así obtener una bebida más fuerte.

5. La Prensa Francesa Improvisada

cup-of-coffee

Esto es para esas ocasiones en que tu Prensa Francesa no está disponible, pero aún así quieres disfrutar del rico, oleoso y delicioso café que a menudo preparas con la Prensa Francesa. Es similar al método vaquero, con un poco más de refinamiento.

Imitaremos el proceso de la Prensa Francesa usando ítems que ya tienes disponibles en la cocina, como tazas y agua caliente. Será casi tan bueno como usar una Prensa Francesa.

Lo Que Necesitarás

  • Agua Caliente (justo por debajo del punto de ebullición)
  • Café molido recientemente (es mejor de molienda media o gruesa)
  • 2 tazas limpias (una para la preparación, otra para beber). Si tienes algo con un pico vertedor, como una taza medidora resistente al calor, aún mejor.

Cómo Hacerlo

  1. Muele los granos a tamaño grueso. Deberías apuntar a un tamaño como de sal marina. Muele alrededor de dos cucharadas de café molido por cada 250 ml de taza de agua, dependiendo de qué tan fuerte lo quieras.
  2. Coloca el café molido en una taza limpia y vacía. Vierte suficiente agua caliente (enfriada por treinta segundos luego de ser hervida) para cubrir el café molido – tan sólo estás tratando de mojarlos. Espera alrededor de treinta segundos mientras el café se hidrata y ocurre el bloom.
  3. Una vez pasados los 30 segundos, puedes verter el resto del agua encima para llenar tu taza.
  4. Inicia tu temporizador y deja el café reposando por alrededor de cuatro minutos.. (CONSEJO PROFESIONAL: Si quieres una taza más fuerte, déjalo otro minuto más; si quieres una bebida menos agresiva, resta un minuto.)
  5. Una vez pasado el tiempo, lenta y cuidadosamente transfiere tu café a la taza de donde estarás tomando tu bebida. Esto requiere delicadeza, pero no debería ser muy difícil con una mano cuidadosa. Tu café molido se habrá hundido (en su mayor parte) en la parte de abajo de la taza de preparación, así que no vayas a vertir los últimos 30 mililitros aproximadamente. (CONSEJO PROFESIONAL: un colador puede ayudar con esto, como también una cuchara grande sostenida en el borde de la taza desde la cual viertes la bebida, para ayudar a que no pase el café molido.)
grinds-for-french-presse
soaking-grinds-for-french-press
grinds-for-french-presse
grinds-for-french-presse

El Resultado Final

No estoy diciendo que debas comenzar a preparar café con una olla o cazuela. Sin embargo, ¿Acaso no mola tener esa paz mental? Alguno de esos trucos podría serte de utilidad en el camino, viajando a algún lado, o acampando con tus amigos.

Incluso si no eres aficionado a las aventuras al aire libre, nunca sabrás realmente cuándo tu cafetera decidirá despedirse – y una olla, agua caliente, y tus granos de café de confianza, podrían ser todo lo que te queda. Y continuaremos salvándote de otras situaciones complicadas con otras guías de preparación aquí.

Y así es como puedes hacer café sin cafetera. ¿Qué piensas de esos métodos? ¿Tienes alguno propio que quieras compartir? Puedes mencionarlo en los comentarios. Si te ha gustado este artículo, compártelo y ayuda a tus compañeros adictos a la cafeína en su búsqueda de preparar increíble café.

Preguntas Frecuentes

Cómo preparas café sin electricidad depende de qué clase de fuente de calor tengas. Si estás acampando, puedes preparar café vaquero sobre el fuego, o en una estufa de campamento. Si hierves agua sobre el fuego, asegúrate de tener una manera segura de retirar la olla con agua de las llamas luego de que hierva. Si vives en una área que pierde electricidad a menudo, considera tener a mano un Jetboil o alguna otra estufa de campamento a mano para hervir agua para el café. Algunas cosas son simplemente demasiado importantes como para dejarlas al azar.

Puedes usar varias cosas si no tienes un filtro de café. Las toallas de papel a menudo están disponibles, aunque probablemente tengas que usarlas dobles. Las toallas de papel también pueden ser cortadas para caber dentro de cafeteras de goteo si es que alguna vez te quedas sin filtros. 

Las servilletas de papel puede que no sean muy adecuadas, ya que se pueden romper cuando se mojan. Una toalla de cocina (siempre y cuando no te moleste que quede manchada de color café) es una solución excelente, al igual que un pañuelo de algodón. Con ambos, considera doblarlos dos veces para tener cuatro capas gruesas de filtro.

Puedes comer café molido – aunque puede ser un poco arenoso a menos que esté molido muy fino. (Intenta añadir una cucharada de café para espresso finamente molido a galletas de chocolate o brownies.) La pequeña cantidad de café molido que podrías llegar a consumir del café vaquero o de alguna de las otras recetas es perfectamente seguro de consumir.

Puedes hacer café sin una báscula siguiendo una simple regla: usa aproximadamente dos cucharadas de café molido por cada 180 ml de agua (puede ser que necesites ajustar el tiempo con un método de inmersión para conseguir la extracción que deseas). La mejor manera de asegurarse es probar una cucharada cuando se esté acercando a tu tiempo de preparación.


  1. The Lonesome Art Of Cowboy Coffee. (2016, July 05). Retrieved from https://sprudge.com/cowboy-coffee-94275.html
  2. Szerlip, S. (2013, May 22). Chef Hacks: How to Make Coffee Without a Coffeemaker. Retrieved from https://www.grubstreet.com/2013/05/how-to-make-coffee-without-a-coffeemaker.html
  3. How to make coffee without a coffee maker. (n.d.). Retrieved from https://www.deathwishcoffee.com/blogs/coffee-talk/coffee-without-a-machine
Alex Azoury
Mi vida se puede resumir en cafés, viajar, deportes acuáticos y perros. ¡A veces todo al mismo tiempo! Pasé años como barista viajero en los que aprendí el arte de preparar café en la carretera. Soy bastante aficionado al arte callejero; sin embargo, mis aventuras favoritas generalmente suelen acabar en una plantación de café. En 2014, mi amor por el café me empujó a empezar a escribir y a crear Homegrounds.co para compartir mi pasión con el resto del mundo.

Deja un comentario