Homegrounds is reader-supported. When you buy via the links on our site, we may earn an affiliate commission at no cost to you. Learn more.

Cómo preparar el café cold brew en casa – La mejor receta para preparar cold brew

Estás a punto de aprender cómo preparar tu propio café cold brew en casa. Y, sí, si sigues los consejos que te ofrecemos a continuación, te sabrá MEJOR que el que preparan en tu cafetería habitual (y que el que preparan en Starbucks). ¡Y también te resultará más barato! 

Tan solo vas a tener que hacer algunos pequeños ajustes en la forma en la que lo preparas (te damos todas las claves a continuación).

En las siguientes líneas, te ofrecemos una sencilla guía paso a paso sobre cómo hacer cold brew

Ingredientes y algunos trucos PRO

  • 1 taza de café en grano
  • Un molinillo de café
  • 5 tazas de agua
  • Una cafetera cold brew, o una jarra o tarro del tipo mason jar
  • Una tela de quesero, filtro de café de papel o un colador de malla fina

En cuanto al tipo de café en grano, los expertos en la materia están bastante divididos sobre cuál es el mejor para preparar cold brew, por lo que nuestro consejo es que:

Compres el café en grano que más te guste.

La extracción del café sin calor implica que ciertos sabores no se extraigan del todo bien, especialmente las notas florales, y las notas de frutas ácidas y brillantes. Por este motivo, algunas personas prefieren los tuestes ligeros o medio, ya que el proceso de extracción cold brew atempera la acidez. Otras personas, en cambio, prefieren los tuestes oscuros por sus sabores más vivos a chocolate y a nueces.  

En cualquier caso, el tamaño de la molienda resulta mucho más importante que el tipo de tueste que elijas. 

Para preparar un café cold brew, se necesita una molienda gruesa.
De lo contrario, es bastante probable que el café acabe resultando amargo o sobreextraído durante la larga infusión. A no ser que se comercialice específicamente para cold brew, la mayoría de los cafés molidos que vas a encontrar en las tiendas son DEMASIADO FINOS.

La mejor solución es que compres café en grano y lo muelas tú mismo.

Y si no tienes molinillo, siempre puedes pedir a tu tienda de café que te lo muela.

El mejor agua para cold brew es el agua filtrada o purificada. 

Dado el largo periodo de extracción del cold brew, es importante que tengas en cuenta la calidad del agua. Después de todo, el 98 % del café es agua, y en el caso del cold brew, el café va a estar a remojo durante bastante más tiempo del que lo está en otros métodos de preparación. 

Cómo preparar un café cold brew paso a paso

Si sigues estos sencillos pasos, te aseguramos que nada debería salir mal. Bueno, siempre puede fallar algo. Sin embargo, la verdad es que, en este caso, para que así sea tendrías que ser un niño de cinco años jugando con el café. 

1. Mide el café y el agua

La proporción entre el agua y el café molido va a determinar la fuerza, y el sabor del café. Para lograr un agradable y equilibrado concentrado cold brew, la proporción adecuada es 1:5.

La mejor forma de conseguir esta proporción es usar una balanza de cocina, y pesar el café y el agua de tal modo que el peso de esta última sea cinco veces el del café.

Si quieres experimentar un poco, puedes probar con estas otras proporciones:

DescripciónProporción entre el café y el agua
Proporción general1:5
Batch Brew y proporción para un cold brew concentrado 1:2
Extracción con prensa francesa de alta fuerza1:7
Extracción con prensa francesa de baja fuerza1:12

2. Muele el café con un ajuste de molienda grueso

Este es posiblemente EL PASO MÁS IMPORTANTE a la hora de preparar cold brew.

Tienes que usar café molido con un grado de molienda grueso, más grueso que el de los cafés molidos que habitualmente se venden en las tiendas de alimentación. Con un tiempo de extracción tan largo, un café molido fino acaba sufriendo sobreextracción, lo que en última instancia provoca que el cold brew acabe teniendo un sabor amargo o astringente, lo cual seguramente sea todo lo contrario de lo que deseas. 

3. Mezcla el café y el agua

Preparar un cold brew no podría ser más fácil, sobre todo si cuentas con una cafetera Toddy o con un Filtron. Tan solo mezcla el café con el agua en la proporción que hayas elegido, agita bien la mezcla y echale un poco de paciencia. 

4. Fija una alarma y dale tiempo al proceso de remojo

El tiempo de remojo puede variar un poco dependiendo del tamaño de la molienda. Nosotros normalmente recomendamos probar con tiempos de entre 14 y 20 horas, así como empezar probando con 16 horas. 

Si no dejas el suficiente tiempo de remojar, el café puede resultar DÉBIL y ACUOSO. Por el contrario, si lo alargas demasiado, puede acabar con un sabor amargo o astringente

Para empezar, puedes probar a macerar el cold brew durante 16 horas.

Si puedes, dejarlo macerar en el frigorífico. Si tu cafetera/jarra no entra en tu frigorífico, no pasa nada, puedes dejarlo macerar a temperatura ambiente. Eso sí, mételo en el frigorífico en cuanto esté listo. Otra solución es que construyas un baño de hielo con un cuenco y algo de hielo.De este modo, lo puedas dejar a remojo en la encimera de tu cocina a una temperatura inferior a la temperatura ambiental. 

5. Cuela y filtra la infusión a un recipiente o jarra limpia

Si usas una batch brewer grande, seguramente ya cuente con algún tipo de filtro de papel. Si, en cambio, utilizas un tarro del tipo mason jar, cuela la infusión con una tela de quesero o utiliza un filtro de café, y filtra la infusión como harías con un café por goteo. Una vez preparado, guarda el café cold brew en el frigorífico. 

6. Diluye la infusión, saboreala y disfruta

Una vez que ya tengas listo tu concentrado de café, puedes hacer una gran variedad de cosas deliciosas con él.

Las más sencilla es añadir leche o agua en una proporción 1:1, verter la mezcla sobre unos cubitos de hielo y disfrutar de tu bebida de café. Pero también puedes probar a experimentar con otros tipos de bebidas cold brew como el Cold Brew Martini.

Print
clock clock iconcutlery cutlery iconflag flag iconfolder folder iconinstagram instagram iconpinterest pinterest iconfacebook facebook iconprint print iconsquares squares iconheart heart iconheart solid heart solid icon
Cold Brew Tonic

Cómo hacer cold brew en casa (20 recetas y trucos)


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

  • Author: Alex
  • Total Time: 15 horas 5 minutos

Description

Una sencilla receta que te encantará.


Ingredients

Scale
  • 1 taza de café molido (tamaño de molienda gruesa)
  • 5 tazas de agua (agua filtrada)

Materiales que necesitas

  • 1 un tarro mason/cafetera cold brew
  • 1 tela de quesero, papel de filtro o colador de malla fina

Instructions

  1. Utiliza una taza o vaso medidor para organizar el café y el agua en proporción 1:5. Eso es todo lo que necesitas.
  2. Muele el café con una molienda gruesa (NO media o fina). 
  3. Pon el café molido y el agua filtrada en una jarra mason, cafetera o en un recipiente grande y agita la mezcla bien. 
  4. Deja la mezcla en remojo durante 15 horas. Si es posible en el frigorífico. Si la jarra o cafetera que usas no cabe en el frigorífico también PUEDES dejarla temperatura ambiente. Prepárate para beber cold brew al día siguiente. 
  5. Cuela la mezcla en recipiente o jarra limpia. Si usas un batch brewer grande, seguramente tenga su propio papel de filtro. Si usas un tarro mason, filtra la infusión con una tela de quesero o utiliza papel de filtro de café y filtra la infusión como haces cuando preparas café por goteo. Guarda el concentrado en el frigorífico.
  6. Añade leche o agua al concentrado en una proporción 1:1 y vierte algunos cubitos de hielo. Disfruta de tu bebida de café.
  • Prep Time: 5 minutos
  • Cook Time: 15 horas
  • Category: Bebidas
  • Cuisine: Americana

Nutrition

  • Serving Size: 5 tazas
  • Calories: 1 kcal

Esperamos que te haya quedado claro cómo hacer cold brew en casa. Ahora ya puedes empezar a disfrutar de tus bebidas de café favoritas con nuestras recetas de cold brew

Preguntas frecuentes

A continuación, te ofrecemos las respuestas a las preguntas más habituales sobre el cold brew.

El cold brew tiene una gran cantidad de ventajas entre las que destacan: 

Es más suave, y menos ácido que los cafés calientes y los cafés helados.
El golpe de cafeína es más lento que el que recibes con un café infusionado en caliente. A pesar de que los niveles de cafeína son más elevados (1), no recibes un golpe de cafeína muy fuerte. 
Es mejor para el estómago (es menos ácido).
Si se prepara de la forma correcta, puede durar hasta 10 días, por lo que puedes preparar una buena tanda de café. 
Puedes preparar concentrado cold brew y luego diluirlo o usarlo para preparar distintos tipos de bebidas de café. 
¡Puedes convertirlo en un café nitro cold brew!

Sí, el cold brew es menos ácido que el café infusionado en caliente. En la infusión en caliente, los aceites y los ácidos de los granos del café se degradan y se oxidan más rápidamente que en agua fría, lo cual incrementa la acidez y el sabor amargo del café.

Las bajas temperaturas y los largos tiempos de extracción del proceso cold brew permiten capturar mejor los componentes de sabor más dulces, ya que son más solubles en agua fría, y mientras que los ácidos y los aceites no lo son tanto.

No, el cold brew no tiene más cafeína que el café caliente. Sin embargo, este es un tema de debate (2). 

La cafeína se disuelve mejor en el agua caliente, por lo que a pesar de que el cold brew tiene una mayor proporción de café (más café en la misma cantidad de agua), en última instancia hay menos cafeína en una taza de cold brew. Si preparas un concentrado de cold brew, vas a tener más cafeína que en un café normal porque usas una proporción mayor de café molido con respecto al agua (hasta 1:2). Sin embargo, una vez que diluyas el concentrado con agua caliente para prepararte una taza de café (o en agua fría para preparar un café helado), la cantidad de cafeína se reduce significativamente. 

El café infusionado en frío libera la cafeína más despacio, por lo que ofrece un golpe de cafeína más prolongado. Sin embargo, no tiene un mayor contenido en cafeína. 

Sí, el café cold brew se puede calentar. La mejor forma de hacerlo es preparar un concentrado cold brew y después añadir agua caliente. Si preparas un concentrado con una proporción 1:2, puedes añadir 250 ml de agua caliente a 30 ml de concentrado para estar cerca de la proporción áurea de 1:19.

En la práctica, lo que puedes hacer es verter agua caliente en una taza o vaso medidor, ir añadiendo el agua caliente poco a poco y según lo haces ir probando cómo sabe el café. Deja de añadir agua cuando el café te sepa a gloria (asegúrate de anotar las cantidades utilizadas para que puedas disfrutar del mismo placer todos los días).

No, no es necesario comprar una cafetera cold brew para preparar café cold brew. Sin embargo, si te tomas en serio preparar este estilo de café, es recomendable que adquieras una cafetera cold brew, ya que con ella vas a poder prepararlo mejor y más cómodamente.

El cold brew dura hasta 10 días si lo guardas en refrigerador desde el momento en el que lo preparas. A partir de ese momento, empieza a saber realmente mal. ¿Se estropea el cold brew? Sí, por eso, por lo general, debes intentar consumirlo en un plazo de siete días.

Te conviene beber cold brew en la misma medida que bebes café normal, ya que tiene más cafeína. Además, al estar en frío, es más fácil beber una mayor cantidad de café. Sin embargo, si tienes el estómago sensible, una importante ventaja del cold brew es que es relativamente menos ácido, por lo que en ese sentido puedes beber más cantidad de la que bebes de café normal. 

Lo ideal es dejar el cold brew en remojo en el frigorífico. Sin embargo, algunas cafeteras son demasiado grandes para los frigoríficos. Por eso, no te preocupes si tienes que dejar el cold brew en remojo en la encimera de la cocina. Es una solución completamente válida siempre y cuando pongas el concentrado en el frigorífico en cuanto esté preparado.

  1. Caffeine Informer. (n.d.). Starbucks Cold Brew Coffee. Retrieved from https://www.caffeineinformer.com/caffeine-content/starbucks-cold-brew
  2. Thompson J. (2017, June 13). Does Cold Brew Coffee Contain More Caffeine Than Hot Coffee? Retrieved from https://www.huffpost.com/entry/cold-brew-caffeine-content_n_593eab44e4b0c5a35ca17350
Alex Azoury
Mi vida se puede resumir en cafés, viajar, deportes acuáticos y perros. ¡A veces todo al mismo tiempo! Pasé años como barista viajero en los que aprendí el arte de preparar café en la carretera. Soy bastante aficionado al arte callejero; sin embargo, mis aventuras favoritas generalmente suelen acabar en una plantación de café. En 2014, mi amor por el café me empujó a empezar a escribir y a crear Homegrounds.co para compartir mi pasión con el resto del mundo.

Deja un comentario


[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[50% OFF]
[50% OFF]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[50% OFF]
[50% OFF]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[50% OFF]
[50% OFF]